Hogar dulce hogar, mi perfecta oficina

Hogar dulce hogar, mi perfecta oficina

Aquí va la pregunta del millón: 

¿Es mejor trabajar en una oficina agradable, junto con tus colegas, o llevar a cabo las tareas de trabajo en tu acogedora casita, trabajando a tu propio ritmo y quizás en cómodas zapatillas?

Los que trabajan desde su casa saben lo bonito que es vivir con los ritmos más tranquilos y más cómodos (cuidado: esto no significa no trabajar o trabajar menos). 

Es verdad, tener un ambiente familiar y con tus propios objetos hace que las actividades de trabajo sean algo más leves.

Empezar el día con tu infusión favorita a tu lado, o tener el lujo de desconectar y  preparar una comida caliente y saludable en tu propia cocina no tiene precio.

¿Cuántas veces has llegado al trabajo ya nervioso, molesto y poco dispuesto a vivir una buena jornada de trabajo? 

Tal vez tener tu propio espacio, organizar los papeles donde los prefieras y adaptar el ambiente de trabajo de acuerdo a tus propios principios ayuda a mantener tu mente (y quizás incluso tus emociones) más preparada y más apta para hacer, actuar y lograr tus objetivos.

Llevar a cabo tu trabajo en el hogar ayuda a vivir con más tranquilidad muchos aspectos. 

Es más fácil reducir los factores de estrés externos como el tráfico, los colegas molestos (que ya te están boicoteando a las 8:30 am), horarios estrictos y muchas reglas incómodas que seguir no sé sabe muy bien por qué.

Puede parecer obvio, pero las ventajas son muchas. Todos los beneficios vienen siendo objeto de estudios por expertos en optimización, psicólogos, sociólogos, médicos, diseñadores, arquitectos...

Todos estos profesionales estudian cómo hacer que la permanencia en el lugar de trabajo pueda ser cómoda.

Todo para que los empleados puedan trabajar mejor, debido a que: cuanto mejor se sientan, mejor será la calidad de su trabajo.

¿Pero es siempre así? ¿Es todo rosas y flores trabajar en casa?

Nosotros pensamos que si estás bien organizado y motivado, cada forma de trabajo es agradable. Trabajar desde casa tiene muchas ventajas pero es imprescindible ser determinados, metódicos y seguir algunas reglas autoimpuestas. Por contra, el trabajo en la oficina tiene una parte social que sigue siendo una parte maravillosa del trabajo, poder encontrar y conocer gente diferente e interesante.

Quizá al final el secreto es amar el trabajo que haces, porque solo así, ya sea en tu casa o en una oficina, podrás disfrutar cada día de lo mejor que hay en ti por ofrecer.

Escrito el 2016-12-27 0 505

Deja un comentarioDeja una respuesta

Otros posts

¿qué buscas?

Visto recientemente

Sin productos

Menu